MooemClinic

Mooem clinic tratamientos Medicina estética

Colágeno y ácido hialurónico ¿Se pueden combinar?

Nuestro organismo puede beneficiarse del uso de ácido hialurónico y colágeno. ¿Es posible combinarlos? ¿Cómo podemos hacerlo y qué beneficios traerían? Es cierto que esta combinación es perfecta para favorecer la salud de la piel. Hará que se vea mejor. Si quieres combatir los signos del envejecimiento, pero tienes dudas de si el colágeno y ácido hialurónico se pueden combinar, acá te daremos la respuesta.

Es normal empezar a notar líneas de expresión, marcas y arrugas con el tiempo. No significa que sea favorable sólo porque sea natural. Todos queremos lucir geniales. Múltiples tratamientos pueden ayudarnos a alcanzar este objetivo. A través de este artículo queremos mostrarte cómo tener una piel sana con colágeno y ácido hialurónico.

Te puede interesar: para qué sirve el ácido hialurónico

¿Es posible combinar colágeno y ácido hialurónico?

La popularidad de los productos con colágeno y ácido hialurónico ha ido en aumento. No podemos estar más de acuerdo con esta aceptación. Las soluciones presentadas son excelentes para esos signos de envejecimiento. Pero ¿entiendes realmente cómo funcionan? No te preocupes si no. Te mostraremos cómo aprovechar al máximo estas sustancias para que luzcas mejor que nunca.

Si quieres combatir los efectos del tiempo en tu piel, combina ambos. Los dos ingredientes podrían aportar grandes beneficios. A continuación, nos gustaría resaltar los siguientes:

colágeno y ácido hialurónico

  • Permiten la regeneración de tejidos.
  • La apariencia del cabello y la piel mejora con su uso.
  • Como resultado de su aplicación, la piel queda hidratada.
  • Ayudan a aumentar la elasticidad de la piel.
  • Consiguen la renovación celular.

Podríamos darle una renovación a nuestra piel si combinamos los dos ingredientes. Deben incluirse en tu rutina de cuidado facial si quieres mantener tu piel hidratada. No es de extrañar que muchos cosméticos y tratamientos utilicen ácido hialurónico como ingrediente principal, acompañado muy de cerca por el colágeno. Muchas marcas han sabido aprovecharlos.

Es posible que la producción de colágeno y ácido hialurónico se vea afectada con el tiempo. En ese caso son necesarios tratamientos con este tipo de ingredientes. Los cuales, pueden ayudar a promover el bienestar de la piel.

Colágeno y ácido hialurónico, ¿qué son y para qué sirven?

colágeno y ácido hialurónico

Te hablamos del poder anti-envejecimiento de ambos ingredientes, pero ¿sabes exactamente lo que son? Aquí te explicaremos de qué se tratan y qué hacen por el bienestar del cuerpo.

Colágeno

Su función es mantener unidas las diferentes estructuras del cuerpo. Está presente en la piel, uñas y cabello, siendo muy importante para su desarrollo.

La función del colágeno es unir los tejidos. Como huesos, piel, órganos y otras partes del cuerpo. Funciona como soporte y movilidad de estas áreas ya mencionadas. Siendo responsable de la elasticidad de las estructuras. Es, además, una parte esencial de la hidratación.

Cuando pasan los años, la producción de colágeno disminuye. Debido a esto, la piel pierde elasticidad. A los 40 años empezamos a notar secuelas en la textura de nuestra piel. También se presentan dolores en las articulaciones y músculos, problemas de visión y otros inconvenientes. Todo relacionado a la perdida del colágeno que se produce naturalmente en el organismo.

A veces es más que una simple cuestión estética. La aplicación de diferentes tratamientos puede ayudar a aliviar algunos de los molestos síntomas de esta pérdida. Ayuda a devolver elasticidad, flexibilidad y firmeza a los tejidos que las han perdido con la edad. Cuando utilizamos colágeno como tratamiento antienvejecimiento, podemos mejorar nuestro estilo de vida una vez que llegamos a la vejez.

Ácido hialurónico

Nuestro propio cuerpo es capaz de producir este tipo de azúcar. Podemos encontrarlo en una variedad de tejidos y órganos. Tiene tendencia a disminuir con el tiempo, a pesar de ser una sustancia natural. La piel puede perder hidratación, firmeza y elasticidad en este momento. Llegando entonces a verse arrugada y caída.

Es posible que en las articulaciones pase lo mismo. Esto hace que sea más probable que sufras un dolor o una rotura durante el movimiento del día a día. El cuerpo pierde al menos el 50% de su ácido hialurónico después de los 50 años.

Es muy importante para la salud de la piel. Puede retener y atraer agua. La piel puede mantenerse hidratada y en buen estado gracias a esta característica. Ayuda a mantenerla protegida y renovada. La piel puede beneficiarse de la absorción de vitaminas y minerales que el ácido hialurónico le permite.

Es compatible con cualquier tipo de piel porque es una sustancia que nuestro propio cuerpo puede producir. Si quieres tratar los efectos del envejecimiento, casi cualquier tratamiento con ácido hialurónico es perfecto.

Tratamientos con colágeno y ácido hialurónico

para qué sirve el ácido hialurónico

Las dos sustancias se utilizan en medicina estética. Se han vuelto populares debido a su eficacia en el tratamiento del envejecimiento. Este dúo antienvejecimiento se puede utilizar para rellenar cicatrices y arrugas. También ayuda a nutrir la piel. Para dar o moldear la forma del rostro.

Se han creado cremas antiarrugas e hidratantes utilizando la combinación de colágeno y ácido hialurónico. Se pueden utilizar estas dos sustancias para tratar también problemas en las articulaciones. Ambos son grandes ingredientes, pero su combinación nos permite aprovechar aún más sus propiedades.

¿Cuál es mejor para la piel?

Si no sabes qué tratamiento antiarrugas es el más adecuado para ti, te aconsejamos que sigas leyendo. Miraremos las características de cada producto para ver cuál puede ser considerado como el mejor.

Existen similitudes entre los dos productos, pero también diferencias que pueden influir en la decisión a favor de uno sobre el otro.

Composición

La composición del colágeno se basa en proteínas, mientras que el ácido hialurónico es un polisacárido. Con el paso del tiempo sus niveles disminuyen significativamente, de manera inevitable. Las dos sustancias provienen de la naturaleza del organismo y han sido diseñados específicamente para nuestro cuerpo. Lo que los vuelve menos propensos al rechazo o reacciones alérgicas debido a esta característica.

Efectos secundarios

Cuando el ácido hialurónico se aplica a través de inyecciones, estas resultan poco invasivas. Por su parte, los tratamientos basados en colágeno, tienden a ser más dolorosos. El motivo de ello, es que el colágeno tiende a utilizarse más en productos ingeridos, como polvos o cápsulas. El ácido hialurónico es utilizado de forma más frecuente en clínicas estéticas, al permitir un mejor control del tratamiento.

Duración

El ácido hialurónico resulta tener un efecto más prolongado que el colágeno. Este producto llega a durar de 6 a 9 meses en el tipo reticulado y hasta 3 años cuando se aplica su versión no reticulada.

En cambio, la duración del colágeno es menor que la del ácido hialurónico. Además, una inyección de esta primera sustancia, puede ayudar a estimular de manera natural, la producción del colágeno. Así que, si lo que deseas es un tratamiento duradero, el ácido hialurónico es, sin duda, el más recomendado.

Precio

Entre los muchos factores que pueden tomarse en cuenta para escoger cualquiera de ellos, el precio puede resultar decisivo. Utilizar cualquiera de los dos métodos, aporta suficientes beneficios. Pero la realidad es que, en cuanto a precio, no tienen demasiada diferencia. Por ello, no puede decirse que una opción sea más recomendable que la otra, cuando de este punto se trata.

En líneas generales, es posible que las inyecciones de ácido hialurónico tengan un precio ligeramente superior. Esto se debe a la durabilidad que ofrece, a diferencia del colágeno. Pero esta diferencia por lo general, es muy pequeña.

Ayuda con la artritis

Cada día son más los procedimientos que hacen uso de estos compuestos para dar tratamiento al reumatismo, la artritis y la artrosis. En cualquier caso, son recomendables, ya que el procedimiento resulta similar. Lo que lo diferencia con los tratamientos en la piel, es que el producto se inyecta directamente a la articulación.

Consejos para evitar las arrugas

  • Evita los rayos del sol: intenta no exponerte prolongadamente a los rayos solares. Las arrugas prematuras y el envejecimiento, se dan con mayor facilidad debido a la sobreexposición al sol. Procura utilizar protector solar antes de exponerte a la luz UV y protege tu rostro con gorras o sombreros.
  • Mantén tu rostro limpio: cada noche, realiza una limpieza profunda a la piel de tu rostro. De esta forma podrás eliminar la suciedad por contaminación y exceso de grasa de la piel. Acompaña esta limpieza con cremas antiarrugas e hidratantes.
  • Aplica masajes faciales: Efectúa un masaje en el rostro y el cuello cada noche, estirando la frente, las mejillas y el contorno de los ojos.
  • Mantente hidratada: Toma al menos 8 vasos de agua al día para mantenerte hidratada.
  • Exfolia tu rostro: para eliminar piel muerta, suciedad de los poros y ralentizar las arrugas. Un peeling clínico resulta muy favorable en este propósito.
  • Aliméntate correctamente: ten una alimentación equilibrada, evitando alimentos ultra procesados, harinas y azúcar. En cambio, sustituye estos por proteínas, frutas y verduras.
  • Evita fumar: el cigarrillo es uno de los factores que más acelera el envejecimiento.
  • Evita el estrés: intenta relajarte. Los problemas de la piel van en aumento ante situaciones de estrés. Esto hace que las arrugas comiencen a aparecer a una edad temprana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio